Control de Esfínteres

Tips previos al entrenamiento:

    • Observe las horas en que habitualmente el niño orina y evacua durante el día.
    • Familiarizarlo con la poceta mostrándole como la utilizan otros niños y adultos puede ser beneficioso.
    • Invitarlo a sentarse aún con el pañal puesto.
    • Leerle cuentos, poemas o cantar canciones relacionadas con el tema.
    • Motivarlo involucrándolo en la adquisición de la bacinilla o el adaptador, así como los interiores y pantaletas.
Control de Esfínteres

Durante el entrenamiento:

  • Quite el pañal y coloque ropa interior por períodos que cada vez se harán más extensos.
  • Coloque ropa cómoda, de fácil manejo. Pídele que se baje o quite él mismo la ropa para que vaya adquiriendo práctica. Si notas que no puede, ayúdalo hasta que pueda hacerlo por sí mismo.
  • Recuerde al niño que no está usando pañal e invitarlo periódicamente a sentarse en la bacinilla o directamente en la poceta usando un aro reductor, sobre todo en momentos clave como al despertar, después de cada comida, antes de dormir y después de tomar agua.
  • Refuerce al niño si consigue orinar o defecar en el baño, felicitándolo y elogiándolo inmediatamente y dile que te da mucho gusto que lo haya logrado, demuéstrale tu alegría y satisfacción por el avance. No es necesario ofrecerle mayores recompensas.
  • No reprimirlo cuando ocurran “accidentes”, simplemente involucrarlo en su proceso de limpieza y expresarle confianza en que llegará al baño la próxima vez.
  • Mientras esté sentado, habla con él. Díle cosas positivas como: “qué bien que ya estás aprendiendo” o “verás cómo es muy fácil”.
  • Si no quiere ir al baño, no insista. Nunca lo deje sentado por más de 3 minutos en el baño, ni solo.
  • Involúcralo en todo el proceso. Llévalo a que se cambie de ropa y de ser posible, deja que lo haga él mismo. No dejes que permanezca mucho tiempo sucio o mojado para que no se acostumbre a ello.
  • Durante la adquisición del control de esfínteres es muy importante que no realice cambios es la rutina (viajes, mudanzas, paseos largos, entre otros).
  • Una vez iniciado el proceso este NO debe detenerse. Debemos ser pacientes y perseverantes evitando el uso del pañal durante el día.
  • Luego de unas semanas o meses (cuando ud lo considere oportuno porque el pañal amanezca seco) se puede iniciar el control nocturno. Llevándolo siempre al baño antes de dormir. Evitando darle mucho líquido en las horas previas y acompañándolo al baño si es necesario durante la noche.

La maestra le avisará para ir incorporando a los niños al grupo de control de esfínteres. Cuando sea su momento debemos enviar una bolsita identificada con 3 mudas de ropa, incluyendo ropa interior, zapatos tipo Crocs y un pañal en caso de emergencia.

 

Dpto. de Orientación – UEP Mi Titá